Lenin Moreno y las tareas fundamentales para profundizar el Proceso de la Revolución Ciudadana (by @TheLonelyWlker)

En el 2006 cuando Rafael Correa llegó al poder encontró un país caotizado e ingobernable, por lo que era necesario ejercer el poder de forma recia, para así poder establecer condiciones mínimas de gobernabilidad, y con la finalidad de dar legitimidad a este Proceso del Buen Vivir se convoca a la Asamblea Constituyente, que finalmente desemboca en la Constitución de Montecristi que es el instrumento que le da la nueva forma al Estado Ecuatoriano.

Sin embargo, la oposición y sus medios de comunicación continuaron buscando y generando el caos con una serie de infantiles excusas con la finalidad de deslegitimar al régimen, por lo que se hizo necesaria una personalidad dominante como la del Presidente Correa. En su afán de poner orden en el caos de nación que teníamos se cometieron algunos errores, omisiones y excesos  que alejaron a elementos de izquierda que estuvieron desde el inicio del proceso y se permitió la entrada de elementos de derecha al gobierno y al movimiento oficialista, y se produjeron algunas desviaciones que se fueron agudizando con el paso de los años.

Este artículo de opinión pretende delinear algunas tareas fundamentales que de acuerdo a la opinión de este humilde servidor son necesarias para que en este nuevo periodo de gobierno podamos profundizar el proceso del Buen Vivir:

  1. Es necesario que retornemos a los postulados iniciales de la Constitución de Montecristi, es probable que haga falta realizar reformas constitucionales que permitan la construcción acelerada y profunda de la Sociedad del Buen Vivir. Lo que como consecuencia ocasionará que se deban reformar algunas leyes que quizá se perciban de corte neoliberal. Un ejemplo que se puede citar es la LOSEP, que de cierta manera deja en la indefensión a los servidores públicos si la contrastamos con el Código del Trabajo, que evidentemente es el resultado de la lucha de organizaciones proletarias.
  2. El instrumento político de la revolución, Alianza País, necesita ser depurado de los oportunistas, sectarios y elementos infiltrados de la derecha que solo cuidan sus intereses, y que cuando llegan a instancias de poder se olvidan de la fiel y leal militancia de base que los ha acompañado desde siempre. Se debe romper con la hegemonía de los #SumosPontifices quienes deciden todo en sus cónclaves a los que la militancia no tiene acceso, en otras palabras se debe democratizar a Alianza País. Otros elementos que tampoco le hacen bien al movimiento son los #RevolucionariosCriollos y que solo suman cuando hay eventos con el presidente y se pelean los primeros puestos para ser vistos por el líder. Finalmente, se debe erradicar a los #FarandulerosDeLaRevolucion que solo andan persiguiendo los eventos donde asiste el Presidente para tomarse la foto y declararse revolucionarios a muerte.
  3. Las instituciones estatales también deben ser depuradas de aquellos elementos corruptos, de ayer y hoy. También se deben eliminar a todos aquellos que cobran su sueldo mes a mes gracias a este gobierno y sin embargo votaron por el #ChulqueroDeCuelloBlanco y tienen sus redes sociales llenas de ataques al gobierno. Nuestros funcionarios deben tener conciencia revolucionaria para que sientan el proceso en sus propias venas, para que así se pueda construir realmente el Buen Vivir.
  4. Se debe territorializar la gestión pública, a pesar de que la SENPLADES hizo un gigantesco esfuerzo para establecer las zonas, distritos y circuitos, la desconcentración sigue siendo una utopía en el Ecuador, las decisiones transcendentales se siguen tomando desde las oficinas de las plantas centrales en Quito. Desde esas alturas se pierden las riquezas y las peculiaridades de los territorios y por ende se han tomado y se toman muchas decisiones poco sabias.
  5. Efectivamente debemos agradecer a nuestro presidente saliente su inmenso esfuerzo en establecer una inmensa infraestructura en lo que tiene que ver educación, salud y bienestar social. Sin embargo, edificios sin el talento humano adecuado es como un cuerpo sin alma; y esa es una de las más grandes deudas de estos diez años tenemos trabajadores y servidores públicos que son déspotas y maltratadores de los ciudadanos, esa gente se debe de ir.
  6. Debido a la gratuidad y a la universalidad de la salud pública, el sistema ya no se da abasto para atender las necesidades de la población, estamos absolutamente debilitados en cuanto a talento humano, sobre todo de especialistas. Es por esto que se hace urgente y necesario que se integre la academia para poder forjar especialidades de excelencia y gratuitas para los más destacados profesionales de la salud. Dichas especialidades deben desarrollarse dentro del país para que nuestros médicos no tengan que salir, y así puedan servir a su pueblo.
  7. Es de vital importancia para la sustentabilidad del sistema de salud, el cambio de paradigma desde lo curativo a lo preventivo, debemos avocarnos con toda la intensidad posible a fortalecer el primer nivel de atención, pero no con una visión centralista sino con una mirada amplia, territorial e intercultural. Sin descartar los otros tipos de medicinas, sino respetándolas e integrándolas. Debemos horizontalizar los servicios de salud, el médico no es dios sino un miembro más de la comunidad en la que sirve. Se debe dejar la biomedicina con enfoque hegemónico y transformar la Salud Pública desde los lineamientos impuestos por la OPS/OMS hacia la Salud Colectiva que es una construcción de la comunidad saludable.
  8. En educación aun debemos muchísimo a nuestra sociedad, nuestros jóvenes siguen siendo repetidores memoristas de las lecciones, NO les estamos enseñando a nuestros jóvenes a pensar, a razonar, a cuestionar y a criticar el sistema en el que vivimos. Nuestros chicos son presa fácil del consumismo y del capitalismo, no están preparados para afrontar la inclemencia del Sistema Mundo en el cual estamos insertados, por eso es que caen con una tremenda facilidad en el perverso mundo de las drogas. El sistema educativo debe modificarse desde el nivel básico inicial para fomentar la lógica matemática, el pensamiento crítico y la lógica abstracta de esta manera no tendremos tantos chicos frustrados luego de dar el examen del SENESCYT.
  9.  La otra inmensa deuda de nuestra Revolución Ciudadana es la Revolución Agraria, es un área absolutamente intocada, más allá que uno u otro parche de ayuda o dádivas a nuestros agricultores. Se debe primero hacer una redistribución agresiva de los latifundios improductivos, luego se debe otorgar créditos y capacitación para la producción planificada (no es de producir por producir, hay que producir de acuerdo a las necesidades del país), y luego generar encadenamientos productivos que rompan con la intermediación y que le garanticen a los agricultores la propiedad de los medios de producción desde la semillas hasta la venta del producto a los consumidores finales. Para eso es importante rescatar a EMPROVIT, un proyecto de los años 70 y 80 que aseguraban al productor la venta de sus productos y permitían que lleguen alimentos baratos a las ciudades, alcanzándose así la Soberanía Alimentaria, que aún sigue siendo simple teoría.
  10.  Por último, se debe construir, fortalecer y profundizar la Participación Ciudadana que hasta ahora se ha quedado simplemente en el papel. Desde el ámbito institucional, los espacios de participación social se han quedado para la simple alabanza para cuando llega el ministro o la ministra al territorio y para elevar el ego de ciertos funcionarios zonales o distritales, que tienen exageradas ínfulas de grandeza. Desarrollemos una participación ciudadana con presencia real de ciudadanos conscientes que critiquen pero que también construyan, que manifiesten sus inquietudes pero que también manifiesten sus propuestas. Es necesario un dialogo horizontal de doble vía que le permita al ciudadano caminar de la mano con el Estado para construir el Ecuador del Buen Vivir.

En resumen, la tarea fundamental que debe realizar Lenin Moreno en estos cuatro años es profundizar y ampliar hacia nuevos límites la democracia, incluir a aquellos hombres y mujeres que aman este proceso que por la dinámica propia de estos 10 años fueron excluidos de la Revolución Ciudadana. En palabras de Lenin, tiene “extender la mano” para consensuar, para sumar y multiplicar, construir sin prepotencia, y volver a convocar a aquellos que quieran hacer una patria nueva, viva y triunfante.

Lcdo. Luis Miguel Córdova Soria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s