El odio nace del corazón del hombre (by @TheLonelyWlker)

odiopaezMucho se ha dicho que el régimen saliente ha dividido al país y a las familias, debido a la polarización política en la que se encuentra el Ecuador, especialmente luego de este conflictivo periodo electoral que hemos vivido en estos meses. Sin embargo, nada se dice del discurso incendiario, virulento y lleno de odio del binomio perdedor, muy especialmente del excandidato a vicepresidente que incluso ha dicho que “no importa que haya un muerto, lo que importa es quedarse en el poder.”

Ese discurso que nada tiene que ver con la Unidad Nacional y el Proyecto de País que un binomio presidenciable debe presentar y defender ante el electorado ha sabido calar en el subconsciente de ciertas capas de la ciudadanía. Tanto es así, que vemos como el discurso de odio se repite constantemente en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Se habla tanto de que este gobierno nos quiere llevar a una situación similar a la que se vive en Venezuela, cuando son los mismos partidarios más acérrimos de la Alianza CREO – SUMA los que llevan acciones violentas a las calles. Al realizar una observación de quienes son los que protestan en las calles, podemos evidenciar claramente que no representan al pueblo llano de nuestro Ecuador profundo.

Bien se sabe, que este odio y violencia generada por los estratos altos de la sociedad viene dada por la desesperación de saber que sus privilegios aparentemente están en riesgo, ellos se niegan rotundamente a perder sus lujos y gustos suntuarios, en virtud de que una redistribución de la riqueza les implica mayores costos en el goce de su estatus social. La sabiduría evangélica nos dice que “es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de los Cielos.”

Las clases altas en nuestro país, y en cualquier otro lugar del mundo, saben que son minoría es por esto que buscan transpolar su discurso a las capas medias de la sociedad, aquel grupo de personas que a través de la educación y del trabajo duro han ido logrando mejores niveles de vida, a través de su poderosa maquinaria comunicacional imponen una matriz discursiva que hace pensar a las personas trabajadoras y emprendedoras que van perder su casa o su vehículo. Obviamente, al convencerse de esta falsa realidad creada por la oligarquía, la clase media también comienza a reproducir el discurso de odio, al menos en redes sociales.

Por otro lado y siendo necesariamente autocríticos, la personalidad dominante del Presidente saliente, aunque necesaria en ciertas ocasiones, también tiene excesos lo que genera reacción de rechazo en ciertas capas de la sociedad, lo que es normal. En otras ocasiones, el rechazo viene dado debido a la desconexión entre la teoría del discurso y la realidad de los hechos. Muchas veces hasta se ha defendido ciertos funcionarios, que con el tiempo se ha demostrado que han sido corruptos al extremo, es normal que se genere rechazo ante esta situación.

También debemos considerar que evidentemente se ha hecho una inversión descomunal para mejorar la infraestructura de los servicios públicos, sin embargo se ha dejado casi intacto la mejora del talento humano, es así como observamos problemas en la actitud y servicio de muchos servidores públicos, especialmente en las áreas de salud y educación, dejando por el suelo el eslogan de una atención con calidad y calidez, y esto una vez más genera rechazo en las capas bajas de la sociedad que son los principales usuarios de estos servicios.

A pesar de todo lo mencionado, la responsabilidad política de una oposición madura es generar un discurso que nos hablen de la Unidad Nacional y de un Modelo de País que debería pretender superar las contradicciones del actual modelo de gobierno, es lo que nosotros los votantes conscientes esperaríamos. En vez de esto, nuestra oposición siembra lo que llevan inscrito en lo más profundo de sus fibras cardíacas que es el ODIO, y que se ve exacerbado cuando toda la transformación social beneficia a las clases que ellos consideran inferiores. En este aspecto, la gama se amplifica ya que no solo hablamos de los más pobres en el sentido económico, sino también a los más discriminados históricamente, como es el caso de los Afroecuatorianos, Pueblos Originarios, Cholos, Montubios, Poblaciones LGBTI, etc.

No se puede asignar la responsabilidad de este odio esparcido por la sociedad, solo a la actitud del Presidente saliente, ya que podemos estar de acuerdo en que su personalidad genera rechazo en ciertas personas, es normal no todos tenemos la misma percepción de las cosas y de las personas. Pero de esto a construir y fomentar el discurso de odio que se traduce en acciones violentas en las calles, no podemos responsabilizar a nadie más que a lo que llevamos dentro de nuestros corazones.

Lcdo. Luis Miguel Córdova Soria

@TheLonelyWlker

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s