PROPUESTAS PARA POTENCIAR Y FORTALECER LA MISIÓN TERNURA (by @TheLonelyWlker)

Lcdo. Luis Miguel Córdova (@TheLonelyWlker)

misionternura2La Misión Ternura propuesta por nuestro futuro presidente Lenín Moreno, es la profundización y la radicalización de lo que ya la Revolución Ciudadana ha implementado en estos 10 años, y es que solo un gobierno que prioriza el ser humano sobre el capital, puede y podría fortalecer un sistema de salud que se encuentra cimentado en el principio constitucional de la gratuidad y universalidad en los servicios de salud.

Para esto es necesario que todos los profesionales por la salud nos convirtamos en militantes del MAIS-FCI (Modelo de Atención Integral de Salud – Familiar Comunitaria e Intercultural), para lo cual es de vital importancia:

  • Un convenio con la SENESCYT para que en los últimos años de todas las facultades de medicina, obstetricia, odontología, enfermería, nutrición, etc., se contemple en las mallas curriculares una materia que estudie el MAIS-FCI.

  • Es vital horizontalizar el sistema de salud para que no existan relaciones de poder asímetricas entre los profesionales de la salud y los usuarios, de esta manera eliminando esas prácticas hegémonicas de los sistemas de salud occidentales que excluyen todos los tipos de salud ancestrales que son comunes en los pueblos originarios.

  • Siendo la familia el núcleo primordial de la construcción comunitaria, es urgente que el gobierno de Lenin Moreno avance en el trabajo de los TAPS (Técnicos de Atención Primaria de Salud), para lo que se requiere que en este 2017 ingrese la tercera cohorte de TAPS a su proceso de formación.

  • Los sistemas de salud neoliberal se han caracterizado por mantener a la población medio sana y medio enferma, para que de esa manera se siga facturando la provisión de servicios y las multinacionales farmaceúticas sigan vendiendo sus medicamentos. En función de esto, en estos 10 años hemos avanzado en algo para movernos desde la perspectiva curativa de la salud hacia una perspectiva preventiva de la salud, pero es necesario que radicalicemos estos procesos de promoción de la salud, pero no de manera centralizada sino respetando las formas de comunicarse de cada una de las provincias, cantones y parroquias.

  • Debemos construir un sistema de salud que no sea opresor para nuestros profesionales por la salud, quienes se ven de por sí, presionados por los requerimientos de los usuarios, y encima se encuentran presionados por el monstruo burocrático que les exige infinidad de matrices e informes. Es urgente una revisión y optimización de toda la información que se requiere desde el nivel central.

  • Finalmente, debemos convertir a los CLS (Comités Locales de Salud) en la piedra angular del primer nivel de atención, pero no como instrumentos para difundir las políticas públicas generadas desde la institución, sino para la construcción colectiva y realmente participativa de las diferentes estrategias propuestas (no impuestas) desde el órgano rector.

Debemos radicalizar esta Revolución y dejar el modelo neocolonizador de la salud pública impuesta por los organismos multinacionales, y llevar a nuestro sistema desde la salud pública hacia la salud colectiva en donde cada usuario, su familia y su comunidad cumplen un rol preponderante en la construcción y el sostenimiento del sistema de salud en el Ecuador.

La reducción de la desnutrición crónica infantil es una de las estrategias planteadas por la Misión Ternura dentro de lo cual proponemos:

  • Articulación interinstitucional entre MSP, MIES, MINEDUC y GADs para crear una red de trabajo con la finalidad de incidir positivamente sobre los hábitos alimenticios de la población.

  • El fortalecimiento del sistema de salud a través de la mayor presencia de profesionales nutricionistas tanto en el primer y segundo nivel de atención.

  • Producción de información científica sobre la incidencia de la desnutrición crónica infantil en los diferentes ciclos de vida de la población, para esto se requiere la articulación del INSPI y de las universidades.

  • La comunidad, a través de los CLS, como base de la salud colectiva debe ser el primer agente de monitoreo y de concienciación para las mujeres embarazadas, de esta manera evolucionaremos del concepto de CAPTACIÓN, al concepto de CORRESPONSABILIDAD en el cuidado de la vida desde la gestación hasta los 2 años (como balcón de oportunidad).

  • Debemos volver a la tierra y acogernos a la frase que dice que: “en época de capitalismo, el mayor acto de rebeldía es sembrar nuestros propios alimentos.” Para lo que las familias y las comunidades deben alcanzar la soberanía alimentaria de manera tal que se puedan autosustentar. El MAGAP junto con el IEPS deben promover huertos y granjas comunitarias.

  • El discurso de la suplementación con micronutrientes tiene que cambiar, es demasiado impositivo desde la institución hacia el usuario, y esto comienza desde la forma como nuestros profesionales informan su forma de uso, para esto y como lo dijimos en la parte superior, debemos liberar o alivianar la carga que el sistema burocrático opresor ejerce sobre lo funcionarios de la salud.

  • El Ministerio de Educación con la asesoría del Ministerio de Salud Pública, debe ejercer un rol mucho más activo y protagónico en el control de los productos alimenticios que se ofrecen a los estudiantes dentro de sus instalaciones educativas.

La protección y la crianza de la vida desde su gestación es vital para nuestro modelo, entonces las madres como portadoras de la vida misma deben ser a todo momento nuestra más profunda prioridad y por eso proponemos:

  • No dar tregüa a nuestra lucha contra el machismo, educando a nuestros hombres desde la infancia en la plena conciencia de que la equidad de género, es ese valor primordial que permite amar en libertad y sin límites a nuestras familias. Para eso es necesario que el Ministerio de Educación transversalice en su malla educativa los conceptos de la no violencia contra la mujer y de la equidad de género.

  • Es básico que todos los miembros del sistema salud (MSP, IESS, ISSFA, ISSPOL y prestadores privados), conozcan las diferentes estrategias propuestas para la reducción de la mortalidad materna. Para así poder homologar las normas y protocolos de esta forma lograremos que todos podamos hablar el mismo idioma, que es el de la protección de la vida.

  • Debemos seguir avanzando en la dirección de los primeros pasos ya dados por el MSP para la promoción del parto en libre posición (o culturalmente adecuado). Pero por medio de la educación a nuestra madres, sin que sea la institución la que imponga las formas de parir, sino que sea la mujer quien en pleno uso de su autonomía y junto con su familia decida como traer la vida.

Creemos que esta propuesta puede ser perfectible, quizas es demasiado lírica y se debería cambiar, que se puede sumar a muchas otras propuestas que coadyuven a la protección de la salud y la vida, pero al final del día nos sumamos al objetivo de la ternura, y abogamos porque quien lidere esta misión ternura, sea quien hizo de la ternura su lema de vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s